Ventilación mecánica

VitalAire cuenta con procedimientos específicos que garantizan la seguridad y calidad de los cuidados de nuestros pacientes durante su tratamiento de ventilación mecánica en el domicilio.

¿En qué consiste la ventilación mecánica?

La ventilación mecánica asistida permite normalizar el intercambio gaseoso y asegurar una respiración adecuada del paciente cuando la respiración “natural” no puede asegurar el correcto intercambio gaseoso. Esta alteración puede ser debida a ciertas enfermedades propias del sistema respiratorio, enfermedades neuromusculares, alteraciones esqueléticas de la caja torácica (cifoescoliosis), enfermedades cardíacas, etc.

Esta terapia siempre debe ser prescrita y controlada por un médico especialista.

La ventilación mecánica ayuda o sustituye la respiración espontánea del paciente mediante un equipo (ventilador), que crea una respiración artificial. El ventilador introduce una presión positiva durante la fase inspiratoria y el aire entra a los pulmones sin que los músculos respiratorios y el diafragma sean requeridos.

Guía pacientes - Ventilación mecánica

Descargar PDF 49.74 MB

¿Qué tipos de ventilación mecánica existen?

El ventilador introduce aire en los pulmones a través de un circuito conectado al paciente. Está compuesto por una tubuladura (tubo que une la máquina a la interfase) y la interfase (conexión directa a la vía aérea del paciente).

Según la forma de acceso a la vía aérea, la ventilación mecánica se denomina:

  • Ventilación Mecánica Invasiva (VMI): cuando se produce a través de una cánula de traqueotomía.

  • Ventilación Mecánica No Invasiva (VMNI): cuando la conexión al ventilador se realiza a través de una mascarilla o una pieza bucal.

Ventilación mecánica invasiva

La ventilación mecánica invasiva es una terapia bajo prescripción médica, que permite asegurar una respiración adecuada del paciente cuando la respiración “natural” no puede asegurar el correcto intercambio gaseoso.

La ventilación mecánica invasiva sustituye la respiración espontánea del paciente mediante un equipo (ventilador). El ventilador introduce una presión positiva durante la fase inspiratoria y el aire entra a los pulmones sin que los músculos respiratorios y el diafragma sean requeridos.

En la modalidad de ventilación mecánica invasiva, la conexión al ventilador se realiza mediante una cánula de traqueotomía.

Ventilación mecánica no invasiva

La ventilación mecánica no invasiva es una terapia bajo prescripción médica, que permite normalizar el intercambio gaseoso del paciente cuando la respiración “natural” no se desarrolla correctamente.

La ventilación mecánica no invasiva ayuda a la respiración espontánea del paciente mediante un equipo (ventilador). El ventilador introduce una presión positiva durante la fase inspiratoria y el aire entra a los pulmones sin que los músculos respiratorios y el diafragma sean requeridos.

En la modalidad de ventilación mecánica no invasiva, la conexión al ventilador se realiza a través de una mascarilla o una pieza bucal.

Recomendaciones generales

Para el paciente con ventilación mecánica
  • Sitúa el ventilador en una superficie estable, a unos 20 cm. de la pared, para evitar la obstrucción de la entrada de aire.
  • Asegúrate de que el voltaje contratado en el domicilio es compatible con el del equipo (220v). Comprueba la correcta conexión del ventilador a la red eléctrica.

  • Los ajustes del equipo sólo pueden realizarse por personal especializado bajo la prescripción del médico.

  • No coloques cerca del ventilador ningún equipo electrónico.

  • Realiza comprobaciones periódicas del estado de las baterías internas y/o externas que garanticen el funcionamiento correcto en caso de corte del flujo eléctrico. Sólo pueden emplearse baterías homologadas por el fabricante.

  • Sigue las medidas de limpieza, y mantenimiento del equipo y la mascarilla indicadas por el personal de VitalAire.

El papel de VitalAire

Al lado del paciente con ventilación mecánica

Nuestro compromiso es acompañar al paciente y sus familiares desde el inicio del tratamiento:

  • Coordinamos la vuelta a casa de los pacientes.

  • Realizamos la instalación de los equipos y accesorios en domicilio, ajustando el tratamiento según prescripción médica.

  • Informamos al paciente y familiares sobre consejos de utilización y mantenimiento del material.

  • Información en salud y seguridad.

  • Seguimiento del tratamiento mediante visitas regulares en el domicilio.

  • Coordinados con el médico prescriptor.

  • Servicio de atención al paciente 24 horas al día, 365 días al año.

¿Qué ofrecemos?

El paciente está en el centro de nuestra actividad. Trabajamos para mejorar su calidad de vida.

Más de 40 años al servicio de los pacientes y los profesionales sanitarios.

Protocolos estrictos y seguridad en todos nuestros procedimientos y en la atención al paciente.